¿Qué son las palabras de seguridad?

 - 

¿Qué es el monitoreo? ¿Hay una diferencia?

Las palabras de seguridad son palabras, gestos, o series de palabras consensuadas y negociadas que se utilizan para detener una escena, modificarla, alterarla y por sobretodo: es cómo nos cuidamos, nos comunicamos y sostenemos el consentimiento.

Las usamos ya sea porque no nos está gustando algo, hay una emergencia médica, una situación psico-emocional, entre muchas otras.

Semáforo vs Palabra Suelta

El ejemplo de sistemas de palabras de seguridad más común en prácticas BDSM es el uso del semáforo.

  • 🟢 “Verde” significa todo bien, continuemos
  • 🟡 “Amarillo” necesito bajar la intensidad
  • 🔴 “Rojo” necesito parar. El contexto de cómo parar y qué cuidados brindar acá será negociado anteriormente. Lo importante es que implica que está habiendo un malestar y que debe ser prontamente atendido.

Otros ejemplos de palabras de seguridad son palabras sueltas, como “banana”. Jugando, une Top podría estar tirando cera sobre su compañere restringide. Le bottom dice “banana” porque el dolor de la cera no le está gustando. Le Top procede a parar todo, sacar las restricciones y dar cuidados.

Pero… usar una sola palabra no es recomendado.

En este caso las dos personas están usando una sola palabra, lo cual nos da menor rango de accionar e información. Ambes pararon completamente y el “banana” a secas no le dió tanta información a le Top sobre lo que estaba sucediendo: ¿era la cera, eran las restriccionies, era ansiedad, era incomodidad? Sirve usar más preguntas y monitoreo durante la escena para entender mejor el límite.

¿Qué es el monitoreo y cómo funciona con las palabras de seguridad?

El monitoreo es un chequeo que sucede durante una sesión. Es una forma para le Top y le bottom de confirmar que están jugando dentro de los límites que acordaron y medir la progresión de la escena, así como modificarla para mayor disfrute.

El monitoreo es el momento de chequear, generalmente usando las palabras de seguridad acordadas combinadas con otras preguntas específicas.

Los monitoreos son momentos para ir mejorando la escena con preguntas como: “¿querés ir más despacio?” o “Decime en qué color estás”.

Combinar el monitoreo y el uso de palabras de seguridad da más rango de comunicación y mejora la escena.

El monitoreo también consiste en estar atente a la comunicación no verbal tanto como verbal. A muchas personas el cuerpo les reacciona más rápido que sus palabras, o le puede costar hablar jugando, o tienen una mordaza puesta y no pueden hablar. Tomar pausas para percibir señales no verbales es importante, así como hacer preguntas para chequear el estao de la otra persona.

Importante: el método del semáforo y el uso de colores varía de persona a persona. Así como qué significan los colores para cada quién.

Algunos ejemplos de semáforos alternativos:

  • 🟢 Verde: todo bien, y podés subir la intensidad
  • 🟡 Amarillo: necesito que pares estas prácticas (ej: nalgueadas) o elemento (fusta) y pases a otros
  • 🔴 Rojo: quiero parar e ir bajando
  • Negro: estoy teniendo una emergencia o necesito urgente parar todo
  • 🔵 Azul: estoy teniendo una emergencia psico-emocional (y ya en la charla previa comuniqué que necesitaba cuidados particulares si me pasaba esto)
  • 🟤 Beige: está todo bien, pero me estoy aburriendo/no estoy pudiendo conectar

¿Qué hacer después de que alguien diga su palabra de seguridad?

Una palabra de seguridad debe ser atendida, respetada y honrada. si le bottom quiere seguir, se deben hacer los cambios marcados; si le bottom no quiere seguir se debe parar y dar los cuidados necesarios. Lo mismo aplica para el lado Top.

Alguien que se siente cómode diciendo su palabra de seguridad genera un nivel de confianza tanto en la comunicación como en el juego, y esto tiene que ser respetado y agradecido.

Las palabras de seguridad son una de las formas en las que sostenemos el consentimiento y no respetarlas es pasar por encima de los límites de alguien.

Cómo reaccionamos a una palabra de seguridad realmente marca la diferencia en un vínculo y en el bienestar de las personas involucradas.

En general, las partes involucradas en la sesión van a decidir si modifican la escena o terminan la sesión y pasan a cuidados posteriores.

Alguien dijo su palabra de seguridad, ¿hice algo mal?

Que alguien diga su palabra de seguridad no significa necesariamente que hayamos hecho las cosas mal. La clave es monitorear a le bottom durante la práctica, habilitar espacios para que puedan comunicarse, y respetar y agradecer el uso de la palabra. En base a lo que negociaron pueden decidir si quieren seguir jugando o transicionar a cuidados posteriores.

Se pueden usar palabras de seguridad por varias razones durante una escena

Une Top o bottom pueden usarlas porque necesitan descansar, ir al baño, les está costando enfocar, llegó a un límite mental/físico/emotivo, porque no desea hacer ciertas prácticas hoy, porque no les gusta algo, etc. Todos los usos de una palabra de seguridad son válidos.

No escuché la palabra de seguridad jugando, ¿crucé los límites de alguien?

Parte de nuestras responsabilidades creando una cultura del consentimiento es cuidarnos y comunicarnos lo mejor posible y aprender de las situaciones en donde eso no sucedió. Hay casos frecuentes donde le Top no escucha la palabra de seguridad de le bottom por estar amordazade, o por estar en un evento con mucha música y poca luz. O múltiples casos en donde le bottom dijo su palabra de seguridad, la escena paró y le bottom quedó sintiéndose mal por algo no relacionado.

Estos son accidentes y parte de la realidad de jugar y compartir con otres. Es importante que aprendamos de ellos y modifiquemos nuestro comportamiento para que no vuelvan a pasar.

Esto no es lo mismo que no respetar cuando une bottom dice su palabra de seguridad: si le bottom dice su palabra de seguridad y no paramos aún cuando lo escuchamos, estamos ejerciendo violencia.

Tenemos que poner el cuidado de les otres por sobre nuestras propias expectativas, deseos e intereses cuando hablamos de consentimiento sexual, entendiendo que fuimos criades en una cultura neoliberal e individualista en la que tampoco nos enseñaron a decir nuestra palabra de seguridad, a escucharla, o a tomarlas como lo importantes que son para nuestro bienestar psico-emocional.

Importante: Si alguien siente que su límite fue cruzado, es importante levantarlo como parte de los cuidados posteriores para entender cómo se dió que no fue escuchado, pedir apoyo correpsondiente y hacer las modificaciones necesarias.

Ya sea que uses métodos de comunicación intra-escena, monitoreo o palabras de seguridad, lo importante es que negociemos cómo cuidarnos, inclusive si decidimos no usar ninguna de las tres: estamos consensuando y eso debe ser respetado.

En casos en donde puede haber fallas de comunicación, es importante que le bottom repita el límite usando alguna señal de seguridad o señal de comunicación (verbal o no verbal) para pedir parar. Le Top debería seguir monitoreando con más frecuencia para reducir las chances de perder señales de seguridad de su bottom.

Ejemplos de comunicación durante una sesión que no incluyan palabras

  • Hacer sonar un cascabel
    • Útil a rango medio de cercanía
    • No es útil si hay música fuerte
  • Parpadear muchas veces o sacudir la cabeza enfáticamente diciendo que “no”
    • Útil si le Top está cerca y tiene rango visual.
    • No es útil si la persona no puede ver
  • Tocar el suelo repetidas veces haciendo sonido (con una mano o un pie)
    • Útil si le Top está en mediano rango, no necesita visualidad.
    • No es útil si la persona está restringida.
  • Tararear algo o chasquear los dedos
    • Útil en rango cercano y medio, no necesita visibilidad.
    • No es útil si hay música fuerte.

Ejemplos de todo lo que vimos

Ej 1: Verde en una sesión y monitoreo activo verbal

Durante una escena de nalgueadas, le Top pregunta a le bottom: ¿en qué color estás? Le bottom contesta “¡Verde!“. Entre elles fue negociado que verde significa que le bottom quiere subir la intensidad.

Le Top usó la pregunta por el color como una forma de monitorear el estado de le bottom, y aprender sobre qué coas le gustan y cómo se está sintiendo.

Como Tops el verde en una sesión nos provee de información invaluable sobre gustos y comodidades. Aunque las mismas sean variables de día a día y de sesión a sesión.

Ej 2: Amarillo y chequeo

Durante una sesión con waxplay y bondage, le bottom dice “amarillo”, le Top responde “¿estás bien? ¿querés que cambie algo?” Entre elles fue negociado que amarillo es parar y chequear. Le bottom indica que quiere que le saque las esposas y seguir jugando, le Top agradece que le expresaran un límite y continúa la práctica.

En este caso le bottom no usó sólo una palabra, sino que agregó con precisión qué necesitaba que se cambiara y cómo. Le Top agradeció la comunicación activa de parte de su compañere, lo cual nos permite construir confianza en que nuestres compas de juegos nos van a decir cuando algo no les está gustando.

Ej 3: Señas de seguridad

Durante una práctica que incluye mordazas e impacto, le bottom chasquea los dedos tres veces, indicando que quiere parar la escena. Le Top acude a sacarle la mordaza y preguntarle qué necesita, le bottom comunica que el dolor ya no estaba siendo placentero y que desea parar.

Le Top le provee de agua, un chocolate y se abrazan charlando sobre qué pasó. Estaba siendo placentero hasta que le Top sacó la fusta (la cual habían querido incluir) y fue demasiado para manejar. Ambes aprendieron que necesitan más calentamiento en la zona a impactar antes de pasar a otro elemento.

En este caso, nadie hizo nada mal. Ambes pudieron comunicarse sobre sus desesos y necesidades, se llevaron del intercambio más información sobre cómo pasarla bien.

Ej 4: Top dice rojo

Durante una práctica de impacto le bottom empieza a pedirle más a le Top, al ver que no aumenta la intensidad le dice “¿eso es todo? Sos re débil” juguetonamente. Le Top dice rojo. Le bottom para y le pregunta si está todo bien, le Top le comprate que no se siente cómode con que le busque así, o le intente hacer enojar para que suba la intensidad. Le bottom le pide perdón y ambes charlan sobre con qué niveles de intensidad sí se sienten cómodes y cómo pedirse más durante una sesión.

Entonces…¿qué son y qué no son las palabras de seguridad?

  • Son un método de comunicación
  • Deben ser respetadas y honradas: no hacerlo es un acto de violencia.
  • Tanto les Tops como les bottoms pueden usarlas.
  • Son negociadas previamente.
  • No son sólo para emergencias.
  • Son útiles como forma de monitoreo.
  • No estás fracasando si las usás. Al contrario, ayudan a establecer confianza y cuidado.
  • Son nuestra forma de mantener y establecer límites y sostener el consentimiento.
  • Si nos suele costar comunicarnos o decir nuestra palabra/gesto de seguridad, conviene charlar antes sobre que eso es algo que nos pasa.

Hasta aquí llegamos con las palabras de seguridad.

Recordemos que los límites están ahí para cuidarnos y simultáneamente cuidar a otres. Y que las palabras de seguridad y el monitoreo son las formas en las que podemos disfrutar mejor de nuestras prácticas ❤️


Escrito por @DemonWeb

Editado por @Gorro_Rojo y Triceratops

Este material fue proporcionado por ✨. Si te resultó valioso, considerá apoyarnos con algún cafecito. 🤗

Más cosas de DemonWeb

Ver como
eventos pasados
  • Online
  • AMBA
  • 💲 pago
  • 🧢 a la gorra
  • 🆓 gratis
    • 🫂 grupo
    • 🎓 taller
    • 🛜 online
    • 📥 descargable
    • 🖱️ interactivo
    • 🧭 guía
    • 📰 artículo
    • 📔 fanzine
    • 📋 checklist
    • 👥 emprendimiento
    • 👤 profesional
    • 👩‍🏫 clases
    • 👥 comunidad
    • 🗓️ eventos
    • 🛒 productos
    • 🔥 sesiones
    • 📚 editorial
  • seguridad
  • 🤝 negociación
  • 😭 caída
  • 🫂 cuidados posteriores
  • top
  • hablar sucio
    • caning
    • nalgueadas
      • shibari
    • dominación
  • 🗡️ cuchillos
  • humillación
  • pegging
    • asexualidad
  • materiales
  • squirt
  • feminismo
  • salud
  • historia
  • inicial
  • perfil de riesgo

32 resultados